La calidad: piedra angular de la visión sobre la labor de DomusVi

La calidad del servicio en todo lo que hacemos es un eje fundamental que hace de DomusVi una referencia en el acompañamiento de las personas mayores y vulnerables. Y en esta exigencia el Grupo pretende basar su desarrollo, en Francia, en Europa y en todo el mundo, aportando soluciones adaptadas a las necesidades específicas de las poblaciones de cada país.

La Dirección de Calidad y la Dirección de Vida y cuidados del grupo trabajan diariamente para mejorar la calidad de nuestros servicios desde una perspectiva de progreso continuo. Este enfoque hacia la calidad es plural y tiene en cuenta el conjunto de necesidades y el entorno de nuestros clientes..

 

El lugar que ocupa el residente

Nuestro concepto tiene como objetivo crear vínculos entre los diferentes actores —es decir, los residentes, las familias y los profesionales— en el marco de nuestros centros. La residencia DomusVi es el nuevo hogar de la persona mayor. En DomusVi, esta se siente como en casa.

 

El lugar que ocupa la familia

Para la familia, la entrada de su ser querido en una residencia es un cambio de domicilio a un lugar seguro, un entorno acogedor, con profesionales que pueden tomar el relevo para atender a su situación de dependencia. Así, la familia mantendrá los mismos hábitos de visitas, momentos en común y contacto que cuando su ser querido vivía en el domicilio anterior.
El lugar que ocupa la familia en la residencia Domusvi se traduce en su compromiso moral de participar asiduamente en los momentos relevantes del proyecto vital y garantizar también un contacto regular a modo de visitas a sus mayores.

 

La implicación del personal

Puesto que el concepto de «como en casa» hace referencia a unos valores comunes a todos, el personal que trabaja en «nuestras casas» se toma muy en serio el acompañamiento y la ayuda a las personas que acogemos, con la misma implicación que tendrían en la suya propia.
El reconocimiento de la calidad del trabajo realizado diariamente es un orgullo profesional y personal. Los valores humanos son la piedra angular de este concepto, los fundamentos para todos y cada uno de los empleados, que los hacen suyos.
El personal está en contacto constante con los residentes; desde el agente de servicio hostelero hasta el director, todos son plenamente conscientes de que participan en el proyecto vital del residente. Nos aseguramos de aprovechar ese contacto diario para transmitir cercanía.

 

La vida juntos

La residencia DomusVi también permite a cada residente y su familia compartir momentos. Así, los instantes relevantes como las comidas, las animaciones festivas u otros momentos en grupo, sirven de encuentro para nuestros mayores. Estos momentos coordinados, y a menudo planificados, contribuyen a mantener el vínculo social.
A veces el domicilio anterior de la persona mayor puede forzarla al aislamiento social, al no estar adaptado a los desplazamientos dentro de la vivienda o para salir de ella: escaleras, difícil acceso para sillas de ruedas, etc.
Así pues, la residencia DomusVi, adaptada a personas con movilidad reducida, está diseñada para favorecer los encuentros sociales. Residentes, familiares y profesionales se dan cita en estos espacios agradables y acogedores.

 

El Grupo ha creado sus propios estándares de calidad, que van más allá de las normas y obligaciones legales.

               qualité1       qualité2